viernes, 28 de junio de 2013

10 herramientas para crear CVs 2.0

 
 
 

 

Plantillas de Currículum Vitae.


 
Preparar un Currículum Vitae (CV) correctamente redactado, organizado y que muestre de manera precisa y efectiva nuestra   , capacidades y aptitudes para un nuevo puesto de , son algunos puntos claves para que nuestro CV dé una buena primera  ante el personal encargado de reclutar nuevos profesionales. Si necesitas ayuda para elaborar tu Currículum Vitae, aquí encontrarás más de 20 modelos, plantillas y ejemplos de Currículum Vitae para , que te servirán de guía para que puedas elaborar un exitoso Currículum Vitae
Consejos para Preparar un Buen Currículum Vitae
·         Antes de preparar un Currículum Vitae debemos de entender que este documento es una manera de ofrecer nuestros servicios profesionales para obtener un puesto de trabajo específico en alguna empresa. Debemos enfocarnos en hacer destacar nuestro talento y capacidades para los requerimientos específicos del puesto de trabajo al cual postulamos, por decirlo de algún modo más simple es como hacernos propaganda para que nos elijan para un puesto de trabajo, y por lo tanto, es de suma importancia decir siempre la verdad y no mentir con respecto a lo que ofrecemos como profesionales.
·         Recuerda que así como tú, habrán cientos o miles de personas que también querrán obtener el mismo puesto de trabajo. Y el personal encargado de realizar la selección del profesional adecuado al puesto, deberá de revisar entre cientos de Currículum Vitae. Por lo tanto procura mantener tu redacción breve, precisa y fácil de entender.
·         En lugar de preparar un Currículum Vitae y enviar la misma copia a diversas plazas de trabajo, lo más recomendable es elaborarlo de acuerdo al puesto y empresa al cual va dirigido, destacando tus habilidades y capacidades para la necesidad específica solicitada en la empresa, y evitando colocar información que pueda no corresponder al perfil de profesional que están buscando.
·         La experiencia laboral, las buenas referencias de trabajo y los estudios de postgrado son aspectos muy importantes a considerar por los reclutadores de personal.
Tipos de Currículum Vitae
Existen diversas formas de organizar un Currículum Vitae, siendo las 4 siguientes las más comunes:
  • ·         Funcional: Se organiza la experiencia profesional de acuerdo a temas particulares como: sectores de actividad de desempeño, funciones o responsabilidades. Se resaltan los logros profesionales obtenidos más que los cargos desempeñados.
  • ·         Cronológico: Se muestra la experiencia profesional en orden cronológico, desde tu primer trabajo hasta el más reciente.
  • ·         Cronológico Inverso: Se empieza mostrando el puesto de trabajo más reciente y luego el anterior hasta llegar al primero.
  • ·         Mixto: Es una mezcla entre el funcional y el cronológico. Se suele empezar con la estructura del funcional y luego se enumeran los puestos de trabajo como en el cronológico.
Más de 20 Modelos de Currículum Vitae CV Para Descargar GRATIS
Si necesitas ayuda para elaborar tu Currículum Vitae, aquí te dejamos algunos enlaces con ejemplos de currículums para que puedas descargarlos y tomarlos como modelo para llenarlos con tus datos profesionales.
 Plantillas de CV Cronológicos:
 
 
Plantillas de CV Fucionales:
 
Plantillas de CV Combinado:
 
Plantillas de CV Europeo:
 
 
Plantillas de CV Clásicas
 
o    Plantilla clásica de CV
Plantillas de CV para Investigadores y docentes:
Otras plantillas de CV:
 
o    Ejemplo de CV Funcional - Orientado al puesto de Gerente de Comunicación
Modelo de CV entrevitasde trabajo:
Plantillas de mi Primer CV:
 


Fuente: web adipto.net

martes, 25 de junio de 2013

Cuidado con las empresas y ofertas de trabajo fraudulentas.


Fraudes en ofertas de empleo
La precarización del trabajo, los empleos basura y la actual crisis económica han dado paso a todo un nuevo conjunto de actividades fraudulentas que se han consolidado con fuerza en los distintos vinculadores de oferta y demanda laboral. Familias no ahorradoras, inmigrantes, desempleados y mileuristas se perfilan ya como algunos de los principales colectivos víctimas de la denominada < crisis del empleo > cuya economía los hace más vulnerables a todo tipo de imprevistos.
 Delito y delincuente han existido siempre, pero algunos fraudes en particular guardan cierta relación con circunstancias sociales, es el caso de la actual crisis que ha potenciado sin duda algunos perfiles de riesgo y amenaza. Se trata de las < falsas ofertas de trabajo > prometedores empleos y cuya existencia no hace más que sembrar la desilusión y contribuir a dar una mala imagen del mercado laboral. Juegan con la esperanza y la ilusión de miles de ciudadanos y su objetivo no es más que lucrarse del creciente número de aspirantes a un empleo.
Algunas de estas falsas ofertas pueden llegar a constituir una auténtica pesadilla para el usuario, su magnitud puede ir desde pequeños importes hasta fraudes muy elevados, por un lado existen los < fraudes estacionales > comprenden aquellas ofertas fraudulentas relacionadas con determinadas épocas del año, la proximidad de las navidades, las ofertas para trabajar en cruceros ante la llegada de la época estival, etc..
Han proliferado algunos < falsos centros de información laboral > captan a sus víctimas mediante sugerentes y atractivos puestos de trabajo para los que ni siquiera es necesaria formación o experiencia, el candidato al empleo deberá llamar a un número de tarificación especial en el que le cobrarán entre 1,10 y 1,87 euros por minuto conversación tras la cual terminarán por colgarle el teléfono o sumirle en una interminable música en espera que cuya única finalidad es la de añadir minutos en toda una < maniobra de distracción > destinada a añadir importantes cargos a la factura telefónica del postulante al empleo.
Muchos usuarios declaran sentirse desesperados ante la necesidad de invertir un largo tiempo en la redacción de un currículo, un e-mail o una carta, gestiones que en muchas ocasiones no tendrán ninguna posibilidad de éxito debido a la presencia de todo tipo de anuncios basura.
Internet no se queda atrás en este fenómeno al haberse consolidado como uno de los mayores vinculadores de oferta y demanda, en su versión más doméstica se denuncia la proliferación del < spam de la crisis > se trata de e-mails no solicitados, no autorizados que advierten al usuario sobre la posibilidad de cambiar su vida, optar a un nuevo puesto de trabajo y mejorar su situación económica.
Se ha puesto de moda una nueva figura en el mundo de la crisis laboral se trata de las < empresas de selección no solicitadas > que al igual que el spam entran en nuestra cuenta de e-mail con mensajes que nos advierten de sus atractivos puestos de trabajo e interesantes remuneraciones, le animan a que llene los datos y el formulario de contacto.
Las < ofertas de empleo basura > representan otro de los arquetipos y expresiones de la crisis laboral, trabajos de cajera o dependienta por sueldos que no superan los 700 euros, licenciados en química por 1.000 euros mensuales, o trabajar de teleoperador/a por 5 euros la hora con ambientes de gran tensión son sólo algunos ejemplos de un fenómeno que va en aumento.
En estas estafas no faltan los denominados < fraudes del get quich rich > al estilo de “hágase rico rápidamente” a menudo se trata de negocios piramidales cuyo modus operandi no está permitido en nuestro país y que actúan bajo la apariencia de empresas serias, venden productos de cosmética o alimentación y captan a su clientela a través de anuncios clasificados, sin dar detalles previos de su identidad tratan de reunir a sus víctimas en hoteles o centros de convenciones en las que se desarrollaran dinámicas de grupo y presentaciones con falsos testimonios todo con el fin de conseguir más afiliados.
En otros casos se convence al usuario para que gane dinero sin gran esfuerzo recibiendo ingresos y transferencias a su cuenta bancaria con el fin teórico de actuar como mediador en transacciones y operaciones internacionales. El usuario debe reingresar el importe a otro número de cuenta reteniendo para él una pequeña comisión, sin saberlo se está convirtiendo en un < mulero > ya que está colaborando con el lavado de dinero negro procedente de otras operaciones además de correr el riesgo de ser imputado al constar como titular de dichas transacciones.
Los fraudes del < trabaje desde casa > constituyen otro de los platos fuertes, en este tipo de ofertas es necesario realizar un modesto desembolso económico que a menudo no supera los 40 o 50 euros. Estos fraudes llegan con especial éxito a amas de casa o personas con hijos a su cargo y que buscan empleos a tiempo parcial, ganar dinero sin presiones y sin jefes, trabajando a su ritmo, ensobrando cartas, manufacturando productos, actúan como un “gancho” eficaz, tras un pago por adelantado se recibirá (teóricamente) el material necesario para la elaboración del producto, a menudo se solicita al usuario que realice un ingreso bancario o un pago a una cadena de 20 dígitos enviando un sobre con 30 euros en sellos a un discreto y anónimo apartado de correos. Se trata de los delitos de toda la vida pero que con la crisis han sabido adaptarse al mercado laboral y confundirse sigilosamente con las miles de ofertas que a diario llenan los medios de prensa, trabajos cadena, negocios piramidales son tan sólo alguna de sus mutaciones.
Las < academias que ofrecen empleos con la condición de matricularse previamente a un curso > constituyen otro de los arquetipos del fraude en ofertas laborales, se trata en realidad de academias y centros de formación privadas, su ansia por matricular al mayor número posible de alumnos les llevará a publicar anuncios clasificados ofreciendo atractivos puestos de trabajo, bajo la apariencia de un empleo el candidato acabará por convertirse en alumno bajo la percepción y motivación de un trabajo que deberá conseguir estudiando en un centro.
La < captación fraudulenta de datos > se perfila como otro de los fraudes más virulentos, muchos medios, especialmente Internet se han consolidado como un mercado dedicado a la captar currículos que luego se venderán al a industria del spam, basta con publicar un anuncio con una oferta de empleo para empezar a recibir decenas de e-mails con los datos personales. Un currículo alberga un gran número de datos personales como la dirección, el teléfono, la formación, la cuenta de e-mail, el historial del postulante al empleo.. esta información a menudo se vende de manera subterránea a otros mercados que trazan análisis del mercado o incluso a las redes de spam dedicadas a comerciar con esta información y que dedican grandes recursos a conocer las preferencias de mercado y perfiles de usuario, etc.. Se trata de sonsacar los datos al usuario de manera fraudulenta, en ocasiones haciéndose pasar por una empresa de selección de personal.
Algunos empresarios han decidido sacar partido al gran volumen de inmigrantes existentes en nuestro país y que surcan la prensa escrita en busca de un ansiado puesto de trabajo. Muchos de estos usuarios declaran sentirse engañados por la existencia de un considerable mercado ilegal de ofertas laborales que se venden a altos precios y cuya posesión facilitará su regularización legal en nuestro país.
El director del reportaje promueve un decálogo de consejos para evitar ser víctimas de estas ofertas y aprender a reconocer de manera rápida las informaciones veraces de las falsas. Se trata de ser más crítico pero no más desconfiado y < desarrollar una cultura de la defensa ante los nuevos fraudes en el sector del empleo > Rechazar cualquier oferta que tenga como condición el previo pago de alguna cantidad, nunca adelantar dinero para trabajar en una empresa o organización, exigir al ofertante una identificación clara aun y cuando no nos ha proporcionado el puesto de trabajo, exigir el derecho a estar informado aun y cuando el resultado de la selección sea negativa, desconfiar de modus operandi cuyo proceso de selección sea poco transparente en el caso de e-mails y apartados de correos, ser prudente con las ofertas llamativas o aquellas que anuncian sueldos espectaculares bajo un tono sensacionalista.. Si vd.ha sido una víctima de este tipo de fraudes es recomendable conservar y preservar las pruebas y denunciar la empresa ante las autoridades policiales. Por supuesto advierta del fraude al medio de prensa intermediario utilizado para publicar el anuncio con el fin de que tomen las medidas necesarias.
Autor: Francesc Canals, divulgador especializado en timos, fraudes y picaresca.

¿De verdad sabes buscar empleo?

¿DE VERDAD SABES BUSCAR EMPLEO?
La reinvención es sinónimo de búsqueda de trabajo. Vender tus actitudes y utilizar los canales más adecuados pueden acelerar tu entrada al mercado laboral.
Ponerse en la cola de cualquiera de las oficinas de los servicios públicos de empleo que salpican España no es la mejor vía para acceder a un empleo. Las nuevas tecnologías y utilizar adecuadamente tu red de contactos pueden acelerar tu acceso al mercado laboral.
Preparar un buen currículo, ocupar un sitio en las redes sociales o ser el rey en el manejo de tu smartphone son algunos de los primeros pasos, pero de nada te servirá si no sabes gestionarlo.
Debes focalizar tu interés en aquellos puestos para los que crees estar preparado y también sondear aquellas empresas que pueden cubrir tus necesidades profesionales, es decir, aquellas que pueden aumentar tu empleabilidad.
Buscar trabajo ya no es lo que era y para dar con la mejor opción hay que reinventarse. Estas recomendaciones pueden darte las pistas para conseguirlo:
1 Perfiles. El mercado demanda nuevos profesionales. Los sistemas de búsqueda de los mejores han cambiado y cada puesto se convierte en único. Cuando una firma abre una posición es porque necesita a una persona concreta, y debemos tener un grado de entendimiento de lo que se requiere en esa compañía y en ese momento preciso.
 2 Innovación. Las empresas buscan innovación en sus candidatos. Se demandan profesionales que hayan demostrado creatividad en la manera de obtener sus resultados y muy adaptables a las nuevas situaciones.
3 Networking. Se habla de un mercado de laboral oculto y el networking parece convertirse en la manera más efectiva de encontrar esos trabajos que no están publicitados. Hay quien afirma incluso que en el futuro tendremos que pagar para que nos faciliten entrevistas que nos aseguren un empleo.
4 Desde el trabajo. Si crees que tu puesto tiene los días contados y que probablemente serás uno de los que salga en el próximo ERE, comienza a buscar, pero con cautela: no permitas que tu jefe note nada que le lleve a pensar que te has desenganchado emocionalmente de tu puesto. No transmitas falta de compromiso en el proyecto. Que tus mandos nunca dejen de contar contigo.
5 Mente abierta. Realiza tu búsqueda de una manera global. No te centres únicamente en posiciones similares a las que has desarrollado hasta ahora. Debes tener la mente abierta para cambiar de un sector a otro, aprender otra profesión, incluso para estar dispuesto a cambiar de ciudad si es necesario.
 6 Proactividad. Hay oportunidades allí donde no las puedes ver. Tienes que ser proactivo y detectar cualquier posibilidad de empleo. Por eso, mientras realizas tu búsqueda, conviene que te recicles y te formes para cuando llegue esa oportunidad. Averigua cuál es tu valor en el mercado: puedes hacer un sondeo a través de Internet para detectar cuáles son las posiciones más demandadas o qué tipo de perfiles requiere el mercado. Si crees que no estás preparado, intenta adecuar tu perfil para ser más competitivo.
 7 Personal branding. Convierte tus habilidades y actitudes en tu marca personal y pasa a engrosar la lista de los profesionales 3.0, una nueva especie capaz de sacar partido a las nuevas tecnologías para la que no valen los horarios. Si crees que estás preparado, explota todo tu potencial en un blog. La bitácora del siglo XXI puede ser tu mejor carta de presentación, pero sólo si puedes contar algo interesante que actualices casi a diario. Si no alimentas tu nueva carta de presentación, estafalta de constancia perjudicará tu imagen online.
8 Redes sociales. Aprovecha el potencial de las redes sociales para presentarte en la red. Twitter, Facebook y LinkedIn son las más populares. La última está considerada la más profesional: trabaja tus contactos, cuida el apartado de trabajo actual y sé muy concreto en tu currículo.
9 Smartphone. Puede ser tu mejor herramienta para buscar trabajo. Existen apps para ello: algunas como Swotcreator o mySwot se han diseñado para que el candidato a un empleo identifique sus carencias profesionales mediante análisis Dafo.
10 Emprender. Si hace tiempo que barajas una idea, quizá es el momento de convertirla en negocio. Busca los socios que complementen tus habilidades y no descuides la parte online, es la mejor vía para presentar tu empresa al mundo.

Fuente. Emprendedores&Empleo, expansion.com

lunes, 17 de junio de 2013

Solicitar o no solicitar el paro por desempleo. ¿Tengo que pedirlo? ¿Puedo guardarlo?

Me han despedido y tengo derecho a paro, aunque es muy posible que empiece a trabajar en breve. ¿Puedo no pedirlo ahora y guardarlo para más adelante?
 
En principio la respuesta parece clara: si, puede guardarlo. Sin embargo, en esta decisión existen varias situaciones de riesgo. Preste atención.

Las cotizaciones por desempleo que tenga acumuladas no se pierden. Las podrá utilizar en el futuro para pedir otra prestación o subsidio, pero tenga en cuenta lo siguiente:
 
1) La cotizaciones tienen “fecha de caducidad”.
 
Para solicitar la prestación contributiva se tienen en cuenta las cotizaciones no utilizadas durante los últimos seis años. Las anteriores se tendrán en cuenta para la jubilación y otras prestaciones, pero no para el desempleo.
 
Por ejemplo : Ana empezó a trabajar el año 2003 como camarera en distintos restaurantes. En 2011 no le renovaron el último contrato. Tenía 8 años acumulados de cotizaciones, pero decide no pedir el paro y guardarlo para más adelante, porque se va a ir dos años a Londres a aprender el idioma. Al cabo de dos años, en junio de 2013 regresa a España y tras un breve contrato temporal, no logra trabajos. Cuando va a pedir el paro se encuentra con la sorpresa de que de sus ocho años de cotizaciones anteriores no utilizadas, solo se tienen en cuenta para su prestación cuatro. Las cotizaciones anteriores han “caducado”, porque únicamente cuentan las que hay en los seis años anteriores al cese en el último trabajo, es decir, las del periodo junio 2007 a junio 2013.
 
 
2) El trabajador podrá utilizar sus cotizaciones no consumidas en un futuro, siempre que en ese momento se encuentre en “situación legal de desempleo”.

Supongamos que Ana no pide ahora su prestación, comienza a trabajar en otra empresa y al cabo del año decide darse de baja voluntariamente por problemas con su jefe. No podrá utilizar sus cotizaciones acumuladas y no consumidas porque la baja voluntaria no es situación legal de desempleo y no da derecho a paro. Tendrá en su “hucha” varios años de cotizaciones sin utilizar, pero en ese momento no las podrá reclamar.
 
3) Riesgos de trabajar a tiempo parcial “guardando” el paro anterior.
 
Desde la reforma de julio de 2012, no siempre se cobra el importe completo del subsidio (426 euros). El servicio público de empleo tiene en cuenta el último contrato del trabajador, de modo que se paga el subsidio con el mismo porcentaje que el de horas trabajadas. Es decir, si el último contrato fue a media jornada no se cobrará el subsidio al 100%, sino al 50%, es decir, se cobrarán 213 euros mensuales en lugar de 426.
Por otro lado, tenga en cuenta que para calcular cuánto se cobra de prestación contributiva, se toma la media de las bases de cotización de los últimos 6 meses, no las anteriores.
 
Esto puede dar lugar a situaciones manifiestamente injustas. Supongamos el caso de Antonio, un trabajador que acumula cotizaciones por desempleo después de trabajar 20 años a jornada completa en una oficina.
 
En lugar de pedir inmediatamente el paro, decide guardar su prestación porque piensa que podrá trabajar en varios contratos a tiempo parcial que le han ofrecido. Comienza a trabajar en el primero de ellos a media jornada y al cabo de seis meses las cosas no salen bien y es despedido. El trabajador solicita su prestación contributiva. Como se tienen en cuenta únicamente las cotizaciones medias de los últimos seis meses, cobrará la prestación por el tiempo máximo, dos años, pero cobrará la mitad de lo que hubiera recibido si hubiese pedido el paro inmediatamente en lugar de empezar a trabajar a media jornada.
Cuando a este trabajador se le acaben los dos años de paro, si no ha encontrado trabajo y tiene hijos, podrá solicitar la ayuda familiar. Se la concederán durante 24 meses, pero en lugar de cobrar 426 euros al mes, le corresponderá un subsidio de 213 euros.
 
Este caso parece un tanto forzado, pero se corresponde con una consulta real de un trabajador. En situaciones como esta, guardar el paro y trabajar luego a tiempo parcial puede suponer un importante perjuicio económico.
 
4) Si va a emprender un negocio como autónomo, calcule bien sus pasos si decide “guardar el paro”. Fíjese qué diferentes son estas dos alternativas:
 
Alternativa 1)
Antonio, tras ser despedido de su trabajo en la oficina durante 20 años, solicita la prestación contributiva. Cobrará el máximo durante dos años. Al cabo de los tres meses cobrando el paro, Antonio, animado por las medidas de apoyo a los emprendedores, decide la aventura de darse de alta como asesor fiscal independiente. Lo comunica a la oficina de empleo y desde el momento en que se da de alta en autónomos, su prestación queda suspendida. Si a Antonio las cosas no le van bien como autónomo, durante los dos primeros años podrá darse de baja en autónomos y pedir la reanudación del paro que tenía suspendido. Cobrará lo mismo que cobraba antes de iniciar su proyecto y no habrá perdido ningún día de prestación.
 
Alternativa 2)
Antonio, tras ser despedido, decide “guardar” su prestación para más adelante y no la solicita. Se da de alta directamente en el régimen de autónomos. Su proyecto empresarial como asesor no le deja suficientes ingresos y decide darse de baja en autónomos. Va a la oficina de empleo y solicita el paro que tenía acumulado y se queda perplejo cuando le comentan que no lo puede pedir en ese momento porque la baja en autónomos no es estar en situación legal de desempleo. Así, Antonio no podrá pedir el paro hasta que encuentre un trabajo por cuenta ajena y finalice ese contrato. Es cierto que el contrato podrá tener una duración breve, pero en determinados casos tampoco es fácil lograr estas contrataciones, en momentos como el actual. Si Antonio hubiese pedido su prestación, aunque fuera durante unos días, como en la situación 1, no tendría este problema.
Viendo situaciones como éstas, quizá uno puede llegar a pensar que el sistema de prestaciones está más orientado a cuadrar los procedimientos que a facilitar el objetivo de que el trabajador vuelva a la actividad laboral cuanto antes.
 
Fuente: citaprevia Inem.es